Resúmenes de las ponencias

martes, 2 de septiembre de 2008

Status y conservación de la Avutarda en Navarra

ESTATUS Y CONSERVACION DE LA AVUTARDA EN NAVARRA

Alex Onrubia


La avutarda (Otis tarda) es una especie considerada “Globalmente Amenazada” que concentra en España más de la mitad de la población mundial. A diferencia de la estabilidad que muestran actualmente los núcleos ibéricos más importantes (Castilla y León, Extremadura, Castilla-La Mancha), en el Valle del Ebro la población no supera los 200 individuos y se encuentra muy fragmentada y en declive. En Navarra la avutarda está incluida en el “Catálogo de Fauna Amenazada” en la categoría “En Peligro de Extinción” (Decreto Foral 563/1995, de 27 de noviembre) lo que ha llevado a la puesta en práctica de algunas medidas de conservación específicas y a la realización de diversos estudios sobre su ecología y viabilidad.

A lo largo del siglo XX la población navarra de avutardas sufrió una fuerte regresión, especialmente entre 1950 y 1980. Desde mediados de los ochenta la especie muestra signos de lenta recuperación con una población actual cifrada en torno al medio centenar de ejemplares repartidos en tres zonas de presencia regular (Lerín, Miranda de Arga-Tafalla, Marcilla-Caparroso) y una veintena de enclaves de presencia estacional. Las claves de esta suave recuperación hay que buscarlos en los buenos parámetros reproductivos y las tasas de reclutamiento que presenta la población, en buena parte propiciados por las medidas puestas en práctica en las zonas de cría (tareas de vigilancia y seguimiento, control de zorros....).

No obstante, su situación sigue siendo crítica: su precario estatus poblacional sigue viéndose afectado por una mortalidad indeseable propiciada por la caza ilegal y las colisiones con tendidos, a lo que se unen planes de alteración profunda del hábitat en forma de nuevos regadíos, concentraciones parcelarias, parques eólicos y huertos solares... en algunos de los enclaves más importantes para la especie. Además los estudios genéticos realizados evidencian su aislamiento respecto a otras poblaciones próximas. Los estudios de viabilidad reflejan que Navarra podría acoger una población importante de avutardas, viable a largo plazo, por lo que urge la aprobación de un plan de recuperación que afronte la adopción de medidas que aseguren su supervivencia.

No hay comentarios: